¿Qué tratamiento dental necesita mi hijo? Todo sobre la odontopediatría

Una de las dudas más comunes de los padres en torno a la salud bucal de los niños es; ¿vale la pena restaurar los dientes de leche, si de todas formas se caerán y serán reemplazados?

La respuesta es corta y muy clara: Sí, de todas maneras. Los niños deben asistir a su primer control odontológico alrededor de los 2 años, idealmente. En ese control, un/a especialista de Odontopediatría (dentistas especializados en la salud oral infantil) evaluará la salud bucal general del niño/a y también realizará lo que se llama «adaptación».

Doctora Vanessa Pérez y su paciente de 7 años, Mijal.

Esto consiste en mostrarle al niño la experiencia de asistir al dentista; conocer los diferentes implementos, el sillón dental y así tomarle más confianza al especialista tratante.

Es importante traer desde pequeños a los niños al odontopediatra y no esperar la aparición de alguna carie u otra afección dental. De esta forma, el niño/a estará mucho más familiarizado con la experiencia y en el momento que necesite algún tratamiento, su comportamiento será mucho mejor.

Dra. Valeria Dib enseñando a una de sus pacientes a cómo cepillar los dientes.

Traer a los pequeños al dentista tiene muchos beneficios, entre ellos; mostrarle la importancia de la higiene bucal, y por otro lado, prevenir algún problema grave en su salud oral que pudiese desarrollar en el futuro, o bien, atajarlo a tiempo. A eso se le llama odontología preventiva.

¿Cuáles son los tratamientos de odontopediatría más comunes? (Los que probablemente tendrá que someterse tu hijo/a en algún momento)

Sellador de surcos

Esto es un tratamiento indoloro y sencillo. Se rellena las fisuras o surcos en los dientes de los niños, con el fin de prevenir caries.

Obturación

Esta es la técnica para tapar dientes y/o molares que se han visto afectado con caries. Las caries que no son tratadas a tiempo (sí, incluso en niños) terminarán afectando al nervio, requiriendo tratamientos más invasivos y dolorosos. Algo así como una endodoncia (tratamiento de conducto), pero en niños.

Aplicación de flúor

Este es uno de los tratamientos enfocados en prevenir. Es muy común y a la mayoría de (o a todos) los niños se les aplica flúor. El objetivo de esto es endurecer el esmalte dentario, y así permitir que los pequeños tengan dientes sanos y fuertes.

Evaluación ortodóntica

Si el especialista en odontopediatría lo considera pertinente, derivará al paciente con una ortodoncista para evaluar las opciones de ortodoncia interceptiva.

Hay distintas afecciones que un/a niño/ puede presentar en su desarrollo bucomaxilofacial, y para que en el futuro (cuando adolescente o adulto) no deba someterse a tratamientos complejos ni invasivos, es necesario comenzar a ir trabajándolo desde la fase más inicial de su desarrollo.

Esto será solo y únicamente si el especialista en ortodoncia lo considere necesario.

 

Leave a reply