Mi hijo/a necesita frenillos: Todo sobre la ortodoncia infantil

«Mi hijo tiene los dientes apiñados, pero aún no le salen todos los definitivos. ¿Puede ponerse frenillos?»; ¿A qué edad es recomendable que le ponga frenillos a mi hijo/a?»; ¿Es necesario ponerle frenillos tan joven, si aún está en crecimiento?»

Hay muchas dudas en torno a la ortodoncia interceptiva, es decir, infantil. Y todas son válidas, ya que el recambio de dientes de leche a definitivos, junto con la etapa de desarrollo y crecimiento de los niños, hace que sea más confuso. Aquí, contestamos las más frecuentes que reciben nuestras especialistas de Clínica Dental Alberto Rosenberg en ortodoncia.

-¿Para que sirve la ortodoncia interceptiva (infantil)?

El objetivo de la ortodoncia interceptiva es guiar el correcto crecimiento de los maxilares y mandíbula, y corregir cualquier alteración. Ayuda a evitar tratamientos más invasivos y complejos a futuro.

-¿A qué edad es recomendable ponerle frenillos a los niños?

No hay una edad específica ya que no todos los niños requieren de ortodoncia interceptiva. El odontopediatra será el especialista encargado de derivar al ortodoncista si fuese necesario. Normalmente los tratamientos de ortodoncia nunca se comienzan antes de los 6-7 años.

-Si no le han salido todos los dientes, ¿se puede colocar frenillos?

No es necesario que un niño tenga su recambio de dientes completo para evaluar la opción de un tratamiento ortodóntico. Siempre tiene que ser diagnosticado por un especialista en ortodoncia, quien determinará si necesita o no frenillos, o algún otro tratamiento de ortodoncia.

-Si los niños están aún en crecimiento, ¿servirá un tratamiento de ortodoncia? Considerando que sus maxilares seguirán creciendo y los dientes se moverán.

La ortodoncia interceptiva no tiene como objetivo dejar la sonrisa perfecta, sino justamente corregir y guiar el crecimiento de los maxilares, para que cuando mayor no requiera un tratamiento complejo. Por eso, tiene todo el sentido hacerlo cuando el paciente aún está en desarrollo, etapa en que aún se puede «moldear» su mordida.

Te invitamos a que vengas con tu hijo/a a una evaluación sin costo en nuestra clínica con una de nuestras especialistas en ortodoncia infantil. Allí podremos planificar el mejor tratamiento según sus necesidades.

Leave a reply