Mal aliento: ¿cuándo debo preocuparme?

Partamos de la base que tener mal aliento ya de por sí es un tema desagradable; para quien lo tiene y para su alrededor. Sin embargo, lo más importante es distinguir si es tan solo mal aliento «superficial», es decir, debido a una mala higiene bucal, o si bien responde a un problema de salud más complejo.

El mal aliento se conoce como «Halitosis» y, la mayoría del tiempo, explica Dr. Alberto Rosenberg, se debe a una higiene dental precaria. Esto se desencadena porque hay un acumulo de placa bacteriana en la boca (¡pon atención a tu lengua!), lo que muchas veces produce una inflamación de las encías y mal olor en la cavidad bucal, el que emana cuando la persona habla. (Uf, sí).

Por extraño que pueda parecer, hay personas que no se habían dado cuenta de su mal aliento, hasta ahora; por el uso de mascarillas (¿gracias mascarillas?).

Dada la contingencia, el uso de mascarillas se ha vuelto una práctica obligatoria y muy necesaria. Sin embargo, para algunas personas se les ha hecho bastante más desagradable que a otras pues se han percatado que no gozan de muy buen aliento. No es necesario explicar más en detalle, ¿no?

Bueno, si eres una de ellas (no te preocupes, quedarás en el anonimato) estas indicaciones de nuestro especialista en Periodoncia, son para ti:

-Lava 3 veces al día tus dientes, y cada cepillado debe durar al menos 2 minutos.

-Usa un cepillo de cerdas muy suaves, siempre.

-El uso de seda dental es extremadamente importante, pues ayuda a limpiar las zonas en que el cepillo no llega.

-Si te sangran las encías al cepillarte, debes acudir a un especialista. El sangrado de encías NUNCA es algo normal. Es un indicador de que podrías tener una enfermedad periodontal.

-Si el especialista te diagnostica una enfermedad periodontal, es importante que te realices un tratamiento periodontal (Pulido Radicular).

-Debes hacerte una higiene bucal con un odontólogo 2 veces al año.

-Puedes realizarte enjuagues bucales si lo deseas para preservar un mejor aliento, pero OJO: nunca uses uno que contenga alcohol, pues dañan las encías.

Pues bien, ahora debes poner atención: si aún siguiendo estas indicaciones de higiene bucal (de forma constante y para siempre, no tan solo unos días) tu halitosis no mejora, entonces podría tratarse de un problema proveniente de tu estómago, y ahí tendrías que consultarlo con un especialista gastrointestinal.

Te recordamos que tu primera Evaluación en Clínica Dental Alberto Rosenberg no tiene costo alguno. Con nuestro Plan Dental tendrás 2 higienes costo $0, y podrás acceder al 70% de descuento en todas nuestras prestaciones y tratamientos (exceptuando insumos y costos de laboratorio).

¡Te esperamos!

Leave a reply