Tips divertidos para que tus niños se cepillen los dientes

Con un año de edad, algunos niños, acostumbrados a tener sus dientes cepillados por sus padres, tienen el impulso de coger el cepillo y ponerlo en la boca para mostrar que ya son capaces. A los tres años, algunas escuelas empiezan a fomentar la práctica de cepillado (siempre supervisados por un adulto) y, aunque todavía ineficiente, estos “entrenamientos” son importantes para la futura autonomía del pequeño.

Los especialistas creen que al menos hasta la edad de siete años, el cepillado debe ser realizado por un adulto al menos dos veces al día: El niño tiene que entrenar todos los días, no sólo para mejorar la coordinación, sino para sentirse responsable de su propia salud oral.

Sé el ejemplo

El papel de los padres es crucial en esta etapa de aprendizaje pues se convierten en un ejemplo para los hijos. El niño suele repetir el hábito familiar. Así que si los padres no dan importancia a la salud oral, es posible que el niño siga este comportamiento.

Es necesario establecer algunas reglas que deben ser seguidas por todos. Si el niño se siente molesto o llora, aún así es necesario cepillarse los dientes, pero sin hacer del ritual una guerra. Además, es importante establecer límites para el consumo de dulces y acostumbrarlos a lavarse los dientes después de cada comida. Para reducir el riesgo de caries, lo ideal es evitar el azúcar hasta los dos años y medio, cuando se completa la primera fase de la dentición.

También es importante que los padres lleven a su hijo al dentista cuando le nazca la primera pieza dental pues el profesional puede orientar a los padres sobre los cuidados que deben tener mediante el perfil de cada niño.

Consejos para hacer del cepillado un momento divertido:

– Canta canciones o inventa canciones que aminoren la obligación del cepillado.

– Deja que jueguen mientras se cepillan y explícales por qué es importante.

– Cepilla tus dientes junto con ellos y muéstrales cómo hacerlo.

– Acuerda juegos o competencia para ver quién logra cepillarse mejor.

Fuente: terra.com/saludbucal