Salud Bucal Integral de la Embarazada

La Salud Oral Integral de las embarazadas es una oportunidad para resolver sus problemas de salud bucal y reforzar conocimientos para su prevención y cuidado, en este período de mayor vulnerabilidad. Permite además que el recién nacido crezca en un entorno favorable para su salud bucal, disminuye la carga bacteriana de la madre y su familia recibe herramientas para el cuidado desde su nacimiento, estrategia muy importante considerando que las patologías bucales son esencialmente evitables.

Durante el embarazo, los cambios hormonales, en los hábitos alimenticios y en los requerimientos nutricionales, generan también cambios en la salud oral de las mujeres. Por ello, la higiene bucal en esta etapa es algo que no se debe descuidar.  Además, durante los primeros meses de embarazo, y a raíz de los “antojos” que presentan las futuras madres,  el riesgo de caries se ve aumentado,las gestantes generalmente comen a deshoras alimentos cariogénicos y no tienen el hábito de lavar sus dientes después de cada ingesta, manteniendo en la boca durante muchas horas restos alimentarios, que son metabolizados por las bacterias, generando los ácidos que producen las caries.

Una serie de investigaciones ha demostrado que las bacterias que se encuentran en la boca de una mujer embarazada pueden transmitirse a su hijo o hija a través de la sangre y el líquido amniótico, lo que puede causar complicaciones en el embarazo y originar daños en la guagua (riesgo de parto prematuro, bajo peso del niño o niña al nacer, contracciones o infecciones en el/la recién nacido/a). Una vez que ha nacido el niño/a la madre puede contagiarlo con microorganismos (transmisión vertical), los que incrementan su riesgo de tener caries en el futuro, por lo que  realizar control odontológico en este período puede reducir los niveles de las bacterias cariogénicas, favoreciendo la salud bucal de la madre y de su descendencia. Asimismo, el establecer conductas favorables en las madres puede tener un efecto positivo en la salud bucal de sus hijos.

 

 

 

Fuente: chile crece contigo