Qué saber sobre los dientes de los niños

Los dientes de los niños comienzan a formarse antes de su nacimiento. Tan temprano como a los cuatro meses, los primeros dientes primarios o dientes de bebé, erupcionan a través de las encías. Todos los 20 dientes primarios usualmente aparecen para la edad de 3 años, aunque su ritmo y orden de erupción varía.

Los dientes permanentes comienzan a aparecer alrededor de los seis años. Este proceso continua hasta aproximadamente los 21 años. Para asegurar una salud oral y una vida de buenos hábitos de cuidados oral sigue estas medidas preventivas claves:

 Limitar la ingesta de azúcar para ayudar a prevenir el deterioro dental.

 Asegúrate que los niños reciban flúor suficiente, ya sea a través de beber agua o como un tratamiento en la oficina del dentista para fortalecer el esmalte dental y resistir al deterioro. Esto puede incluir suplementos de flúor en áreas donde el agua no se le agrega flúor de forma óptima. Pero asegúrate de preguntar a tu dentista sobre los suplementos para determinar si son necesarios.

 Considera los sellantes dentales. Los sellantes proveen una capa de protección superior contra la caries. Están hechos de plástico y son puestos en los dientes por el equipo dental.

 Enséñale a tus hijos a cepillarse y usar hilo dental de forma regular y apropiada. Trata de crear maneras de hacer divertido para tu hijo el cepillado y uso de hilo dental para fomentar una buena rutina de salud oral.

 

Principales obstáculos para la salud oral de los niños:

Bebés

 Caries de biberón: Para evitar este problema común, limpia las encías con una gasa o paño limpio y agua después de la alimentación. Cuando los dientes aparecen, cepilla diariamente con una porción del tamaño de una arveja de pasta dental con flúor. También recuerda poner al niño a dormir con una botella de agua en vez de leche o jugo.

 Chuparse el dedo: El término general para varios hábitos de succión oral en niños es “succión no nutritiva”. Esto incluye chuparse el pulgar o los dedos y el uso de chupetes. Los pediatras más contemporáneos están de acuerdo en que estos hábitos tienen una importante función formativa y de crianza y al menos por los primeros años de la vida (hasta cerca de los cuatro años de edad), deberían ser ignorados.

 Manchas blancas en los dientes: Tan pronto como el primer diente aparece, usualmente cerca de los seis meses, comienza a limpiar los dientes de tu hijo diariamente y programa una visita al dentista.

 

Niños Pequeños

 

 Miedo al dentista: Permítele al niño sentarse en tus piernas durante el examen para hacerlo sentir más cómodo.

 Dificultad para crear una rutina de cuidado oral: Trata de involucrar a la familia completa y se un modelo a seguir. Por ejemplo cepillen sus dientes juntos al mismo tiempo cada día para empezar a crear un buen hábito.

 Manchas de antibióticos: Habla con el pediatra antes de que una medicación sea prescrita.

 

Edad Escolar

 

 Amor por los dulces: Trata de darle a tus hijos opciones saludables de bocadillos como vegetales, yogurt o queso.

 Manchas de antibióticos: Habla con el pediatra antes de que una medicación sea prescrita. •Lesiones orales por deportes: Alienta a los niños a usar protectores bucales mientras realizan deportes para proteger sus dientes de cualquier potencial accidente.

 

Adolescentes

 

 Aparatos dentales: Asegúrate de que los adolescentes cepillen sus dientes bien alrededor de los aparatos dentales y usen un hilo dental especial con enhebrador para remover todas las partículas de comida.

 Lesiones orales por deportes: Alienta a los niños a usar protectores bucales mientras realizan deportes para proteger sus dientes de cualquier potencial accidente.

 

Fuente:oralb.cl