5 mitos que perjudican gravemente a tus encías

Esta semana se conmemora la Salud de las Encías y aquí te compartimos 5 mitos desmentidos por el doctor Alberto Rosenberg, especialista en periodoncia e implantología bucomaxilofacial.

1. Para tener una linda sonrisa, lo más importante son los dientes

¿Te suena la combinación de un cuadro bellísimo enmarcado con un marco horrible, gastado y pasado de moda? ¡Yo creo que no! Inmediatamente la pintura se verá fea y opacada. Así mismo sucede con la boca. Y bueno, claramente no sólo es un tema estético. Las encías son el marco de la sonrisa y también el soporte de los dientes.

2. La encía retraída no es algo grave y se trata con resinas

El retraimiento de encías, es decir cuellos de dientes expuestos, puede suceder por diferentes causas, una de ellas es un tratamiento de ortodoncia muy invasivo y mal planificado. Lo importante es saber que esta condición la mayoría de las veces se debe corregir mediante una cirugía periodontal ya que sí es grave porque los dientes pueden comenzar a soltarse hasta caerse. Las resinas son solo un tratamiento «parche» que puede ayudar a aliviar la hipersensibilidad que esta condición provoca, sin embargo, no es la solución a largo plazo.

Si sufres de hipersensibilidad y ves que tus encías están más atrás de lo que deberían, exponiendo los cuellos dentarios, debes acudir a un especialista en periodoncia para evaluar tu caso.

3. Las encías sangrantes es una condición muy común y normal

Este es el mito más «tradicional». Pero te queremos dejar en claro que si te cepillas tus dientes y te sangran las encías en más de una oportunidad, debes acudir inmediatamente a un especialista porque es el primer síntoma dela enfermedad periodontal.

4. La gingivitis se trata con una buena higiene oral en casa

Si tienes enfermedad a las encías una buena higiene oral en casa no será suficiente para mantenerla controlada. Debes acudir a un especialista, el que te indicará un tratamiento periodontal – el que consiste básicamente en una limpieza muy en profundidad – y terapias de mantención periodontal cada tres meses.

5. El cepillo de cerdas más duras limpia mejor la boca y los dientes

¡No, no y más no! Siempre debes escoger un cepillo de cerdas suaves. Sobre todo si tienes las encías sensibles. Recuerda cepillarte en forma circular y muy despacio.

Abrir chat