¿Sufres de sinusitis?, la causa puede estar en la boca

La sinusitis, una enfermedad tan común estos días, es una inflamación o infección de la mucosa del seno maxilar y en el 10% de los casos puede ser causada por problemas dentales como la caries, la periodontitis, entre otros. Pero ¿por qué un problema en la boca nos causa un dolor tan desagradable en la cara?

 Los dientes y el seno maxilar están conectados por un gran número de pequeños vasos entre la mucosa de la boca y los tejidos que recubren los dientes, los huesos, las encías y los ligamentos dentales. Y debido a esta conexión, cuando los dientes o las encías tienen alguna inflamación, terminan por «contaminar» los senos paranasales.

Además de las enfermedades orales, algunos procedimientos dentales que no son realizados de la manera correcta también son fuertes candidatos a contribuir a la aparición de la sinusitis.

Los tratamientos de conducto mal ejecutados podrían llevar a los senos paranasales el producto que se utiliza durante el procedimiento. A su vez, las extracciones realizadas incorrectamente pueden causar la fractura de la raíz de los dientes y el desplazamiento de estos residuos hacia el seno. En ambos casos, la mucosa del seno maxilar sufre una inflamación.

El cuidado en el diagnóstico

Debido aque las causas de la sinusitis son diversas – además de los problemas orales, puede ser causada por resfríos y neumonía – es importante poner atención al diagnóstico correcto.

Para ello, se necesita una evaluación clínica y radiográfica minuciosa, con una especial atención a la historia y los síntomas del paciente, que incluyen dolor de cabeza, sensibilidad de la mandíbula y la congestión nasal.

Una vez determinado que el agente causante de la sinusitis es en realidad el diente, el trabajo multidisciplinario es el más adecuado para el tratamiento. El tratamiento de los problemas dentales se debe hacer con el dentista, pero en la mayoría de los casos el servicio se hace en conjunto con el otorrino, que actuará directamente sobre el problema del seno maxilar.

Fuente: terra.com/saludental

Abrir chat