Esto es lo que los enjuagues bucales te provocan (y no es bueno)

El enjuague bucal es utilizado por muchas personas porque aporta frescura y aliento agradable. Sin embargo, nuestros especialistas en Clínica Dental Alberto Rosenberg te dicen ¡aléjate de los enjuagues orales!

En las farmacias y supermercados son muy populares, y no muchos conocen de su verdadera acción.

 Shutterstock 

¿Cuáles son sus riesgos?

-El alto porcentaje de alcohol que contienen (alrededor del 30%) puede provocar daños en las encías. Y sobre todo para quienes tengan encías sensibles, es una mala idea hacer uso de estos enjuagues.

Secan la boca, deshidratando los tejidos. Esto disminuye la saliva; una barrera protectora fundamental en nuestra boca.

-La mayoría de los enjuagues contienen entre sus componentes clorhexidina. Esto, por un lado, es algo positivo porque ayuda a eliminar bacterias. Sin embargo, su uso prolongado y excesivo provoca manchas oscuras en los dientes. 

-Un estudio publicado en la Revista Oral Oncology indicó que las personas que usan diariamente  enjuague bucal tienen más riesgo de desarrollar cáncer de garganta porque el alcohol ayuda a que sustancias cancerígenas como la nicotina penetre la mucosa oral.

Si usas enjuague bucal porque sientes que tienes mal aliento, te dejamos los consejos del Dr. Alberto Rosenberg, especialista en periodoncia e implantología bucomaxilofacial

-Cepillar muy bien tus dientes y lengua (¡nunca olvides la lengua!), además de usar al menos una vez al día hilo dental. Una buena higiene bucal es lo primordial para mantener controladas las bacterias en nuestra boca, ya que ellas son las responsables del mal aliento.

-Tomar bastante agua para ayudar a mantener la boca humectada y sin carencia de saliva.

-Comer una dieta balanceada, con un equilibrio entre la proteína y los carbohidratos. Seguramente no sabías que la falta de consumo de carbos y el exceso de proteína hace que el cuerpo entre en un estado que se llama «cetosis«, y esto produce mal aliento.

Abrir chat