Salud bucal infantil: 5 errores que cometen los padres

Los dientes sanos son importantes para la salud general de un niño. Desde el momento del nacimiento, hay cosas que se pueden hacer para promover los dientes sanos y prevenir caries. Muchos padres piensan que no hay necesidad de cuidar de los dientes de leche, por ejemplo, ya que estos son reemplazados después.

Sin embargo, es necesario cuidar de la salud bucal de los pequeños desde el nacimiento. Acá les informamos algunos errores comunes que los padres cometen cuándo el asunto es la higiene bucal de los niños.

1. No cuidar los dientes de leche

La prevención es esencial para mantener los dientes de leche o temporales sanos. Se recomienda que el cuidado dental empiece temprano, tan pronto le sale el primer diente al bebé (para la mayoría de los bebés alrededor de los 4 a 6 meses). Es vital que los dientes de leche que tengan caries sean restaurados, a pesar de que con el tiempo, estos se pierden.

2. Retrasar la primera consulta dental

La Academia Estadounidense de Odontología Pediátrica (AAPD por sus siglas en inglés) recomienda que los niños acudan por primera vez al dentista al cumplir su primer año. Las visitas periódicas al dentista ayudan a detectar y controlar problemas potenciales y a través de estas, el dentista te enseñará cómo cuidar y limpiar de manera correcta los dientes de tu pequeño

3. Darles agua embotellada o sin flúor

Varios estudios demuestran que la fluoración del agua potable previene la caries en un 25% en niños y adultos. El flúor es una forma beneficiosa y económica de evitar las caries en niños y adultos, de acuerdo con la Asociación Dental Americana.

4. No limpiar la lengua de los niños

Es común que los padres se olviden de limpiar la lengua de los niños cuando les cepillan los dientes, pero ella alberga gérmenes que, si son limpios, afectan a toda la salud de la boca, incluso a los dientes

5. Darles demasiados alimentos dulces

Existe una relación directa entre el consumo de azúcar y la caries dental. Es sumamente importante limitar el consumo de azúcar, lo que incluye jugos, caramelos y alimentos dulces o golosinas de todo tipo, especialmente los que tienen una consistencia pegajosa que pueden adherirse con más facilidad a los dientes.

Fuente: terra.cl/saludbucal