¿Sabías que las bebidas más saludables pueden dañar el esmalte de tus dientes?

Los buenos hábitos alimenticios juegan un papel clave en la consecución y conservación de una buena salud oral. Hay algunos alimentos que si no son consumidos con moderación pueden desmineralizar el esmalte dental, favoreciendo la aparición de caries y la sensibilidad dental.

El consumo habitual de comidas y bebidas ácidas, como por ejemplo,  limonada, jugo de naranja, gaseosas, entre otros, generan una acidez en la boca que a su vez disuelve el esmalte dental. Al consumirlos, trata de no retenerlos en la cavidad oral por mucho tiempo y acompáñalos con las comidas, ya que cuando comemos existe una mayor producción de saliva que ayuda a neutralizar los ácidos.

Es recomendable seguir una rutina de cuidado bucal una vez consumidos estos alimentos y bebidas protegiendo así el esmalte dental. El cepillado diario con una pasta dental con tecnología avanzada, como por ejemplo,  Fluoruro y Estaño estabilizado, es beneficiosa debido a que ayuda a fortalecer el esmalte dental y protegerlo contra ataques ácidos de ciertas comidas y bebidas.

En algunos casos no es aconsejable cepillarse inmediatamente después de ingerir estos tipos de alimentos y bebidas. La acidez es muy alta y al entrar en contacto con el esmalte dental lo debilitan. Esta situación podría ocasionar un efecto abrasivo durante el cepillado que hace que resulte mucho más recomendable usar un enjuague bucal para refrescar el aliento.

 

 

Fuente:http://www.discoverymujer.com/salud-bucal