Cuida de tu salud bucal y evita problemas en el corazón

La boca es compuesta por una verdadera colonia de bacterias que se adhieren a la superficie de los dientes, a las prótesis o a la propia mucosa. Estos microorganismos pueden causar enfermedades locales, como caries, periodontitis y gingivitis, pero también pueden causar problemas en otras partes del cuerpo.

Después de una cirugía en la boca, de una limpieza de sarro o si una persona no trata una infección en la cavidad oral, puede aparecer la bacteriemia transitoria. Esto sucede cuando las bacterias encuentran en la boca una manera de entrar en el torrente sanguíneo, con acceso a todo el cuerpo.

La presencia de bacterias en el torrente sanguíneo puede causar problemas graves cuando alcanza el corazón, tales como endocarditis bacteriana.

La endocarditis bacteriana es una infección causada por bacterias que afecta las válvulas del corazón o el tejido del corazón, y puede ser más grave si el paciente tiene cualquier prótesis o malformación cardiaca. De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad Federal de Piauí, en Brasil, el índice de mortalidad de la endocarditis es del 21% en pacientes con malformaciones cardíacas y del 50% en pacientes con prótesis.

Otros problemas en el cuerpo

Las bacterias orales también pueden causar otras infecciones tan perjudiciales como la endocarditis. Es mucho más difícil tratarlas debido a que no se encuentran en su entorno natural y, por lo tanto, nuestro cuerpo no tiene enemigos naturales para combatirlas.

Neumonía y artritis reumatoide son algunas de las enfermedades que las bacterias de la boca pueden generar una vez entran en el torrente sanguíneo.

El papel del dentista es fundamental cuando se trata de evitar que las bacterias de la boca circulen a través del cuerpo. Enseñar cómo realizar una correcta higiene bucal (con el uso de la seda y de raspadores dentales) es el primer paso, tanto para prevenir la infección como para evitar las intervenciones quirúrgicas.

El dentista también debe ser entrenado adecuadamente para diagnosticar los pacientes que tienen factores de riesgo para tratarlos con más cuidado.

 

Fuente: terra.cl/saludbucal