Cinco cosas que debes saber sobre los dientes de leche

Para muchas madres, el nacimiento de los primeros dientes de su hijo es un momento especial. Sin embargo, para los pequeños suele ser un período de molestia y dolor.

Las recomendaciones sobre las mejores formas de aminorar el dolor  y de cuidar de los dientes de leche son muchas, pero hay cinco cosas fundamentales que debes tomar en cuenta para garantizar que este período esté repleto de tranquilidad.

Al bebé le molesta la aparición de los dientes: cada pieza, cuando nace, presiona las encías y eso genera malestar y dolor. Para aliviar los síntomas, el pequeño tiende a llevarse cualquier objeto o sus dedos a la boca. Lo ideal es darle algún elemento frío y duro que pueda morder

La aparición de los dientes de leche no genera resfriados, diarreas y otros problemas digestivos: estas molestias son comunes en esta etapa pues,  como el niño se lleva a la boca todo lo que encuentra en busca de calmar sus molestias, más gérmenes llegan a su sistema digestivo.

Los signos de nuevos dientes aparecen principalmente en las encías:ellas se le inflaman y se ponen más sensibles e irritables, e incluso pueden aparecer algunos pequeños hematomas. El niño también babea más durante este período.

Es fundamental lavar bien los dientes de leche: la caries puede llegar incluso con el primer diente. Y cuidar de la higiene bucal es fundamental para garantizar una buena salud bucal por toda la vida.

Algún diente puede no aparecer: es poco frecuente, pero a veces alguna pieza dental no se forma por razones genéticas. En estos casos, las madres deben llevar a sus hijos al dentista para evaluar y decidir el mejor procedimiento.

Fuente: terra.cl/saludbucal