Carillas dentales

Las carillas dentales son prótesis de porcelana finas que se pegan en la superficie anterior de los dientes, proporcionando una apariencia natural y atractiva. Las carillas dentales se usan para corregir dientes fracturados, manchados, desalineados, desgastados, desiguales o con separación anormal.

Tipos de carillas dentales 
Los dos materiales más comunes usados en la fabricación de las carillas dentales son la resina y la porcelana. Ambos tipos pueden ser fabricados por un protesista en el laboratorio de prótesis dental. Las carillas se pegan a los dientes con cemento resinoso. La porcelana es un material débil pero cuando se pega firmemente al diente, puede volverse muy fuerte y durable. Las carillas de resina también pueden ser fabricadas por el dentista en el consultorio.

¿Cómo se colocan las carillas?
El dentista remueve una pequeña cantidad de la superficie del diente para permitir la colocación de las láminas. Enseguida, saca la impresión de los dientes y la envía a un laboratorio de prótesis. La carilla se hace de modo que entre perfectamente en el diente y en la boca. La carilla se pega al diente con cemento resinoso.

 

Fuente: colgate.cl