Boca sana, cuerpo sano

Los últimos estudios nos indican que las enfermedades de las encías pueden ser un factor de riesgo para enfermedades cardíacas, cerebro vasculares, diabetes e incluso en mujeres embarazadas pueden causar partos prematuros o bebés de bajo peso.

Para evitar estas patologías tan complejas, es fundamental mantener la salud oral con tu dentista, donde realices visitas periódicas y de esta manera podrás tener una boca sana en un cuerpo sano.