Aprende a tratar el bruxismo, que también afecta a los niños

Las razones de la aparición del bruxismo antes de la adolescencia son bastante variadas. El bruxismo tiene causas multifactoriales, es decir, hay cuestiones locales (interferencia de los dientes), sistémicas (respiración bucal o trastornos neurológicos), psicológicas (estrés, ansiedad, divorcio de los padres, la llegada de un hermano), ocupacional y hereditaria.

Cada caso debe ser evaluado separadamente antes de presentarse el diagnóstico. Además de causar problemas en los huesos de la mandíbula y deformidades en el arco dental – tales como el desgaste y ablandamiento de los dientes -, el bruxismo puede provocar dolor de cabeza, zumbido en los oídos y dolores musculares.

Cómo detectar el bruxismo en la infancia 

Cuando los padres escuchan el crujir de dientes de sus hijos, especialmente cuando el niño está durmiendo, este es el aviso de que algo no va bien. Es momento de acudir a un especialista para tratar el problema.

El tratamiento puede incluir más de un tipo de profesional, como dentistas, psicólogos,  y fisioterapeutas, siempre de acuerdo con la causa del problema. Por ello es tan importante que al niño se le haga un diagnóstico preciso.

En algunos casos, se recomienda el uso de placas de acrílico en los dientes para evitar el desgaste y aliviar la actividad muscular.

No podemos ignorar el bruxismo infantil pues los niños que sufren de ese problema durante la niñez son candidatos a mantener ese patrón en la edad adulta.

Fuente: terra.cl/saludbucal